Arquitectura e Interiorismo

Fotógrafo de interiores – Fotógrafo de interiorismo – Fotógrafo de arquitectura profesional

Hay dos momentos en la vida de un Espacio Arquitectónico en los que su Fotografía difiere en planteamiento y ejecución; el momento en que un Proyecto Arquitectónico se convierte en una realidad física creada por el Arquitecto y otro periodo en el que el espacio pasa a manos de los propietarios, gerentes o empresarios que le dan un uso o actividad comercial. Por eso es tan importante contar con la mirada de un fotógrafo profesional.

Ver galería completa

Leer más sobre Fotografía de Arquitectura e Interiores

Fotógrafo de edificios-Interior Hotel AC Palacio del Retiro – Madrid

Apuntes para una buena Fotografía de Arquitectura e Interiores

En el ámbito arquitectónico, la Fotografía de arquitectura e interiores busca la efectividad en imágenes de un mensaje publicitario del espacio así organizado y preparado como proyecto de negocio del empresario, que ahora tiene las riendas del espacio o edificio. En la Fotografía Arquitectónica, o con Arquitectura, el Fotógrafo profesional deja a un lado sus aptitudes artísticas y enfoca sus conocimientos y técnicas en el proyecto arquitectónico en sí, tratando de dar con un resultado final que refleje descriptivamente el proyecto arquitectónico lo más cercano posible a la realidad.

Es Fotografía Proyectual o Arquitectónica, que no Publicitaria, donde es necesario, entre otras cosas, que el Fotógrafo tenga conocimiento del proyecto y visualice planos y bocetos que inspiraron al Arquitecto.
Una es Fotografía de Arquitectura, para el Arquitecto, y otra Fotografía Publicitaria para el Empresario, Propietario o Gestor del Espacio.

El Fotógrafo de Arquitectura e Interiores interviene en el espacio arquitectónico aplicando sus técnicas , recursos y conocimientos para transmitir de forma efectiva en imágenes las inquietudes y exigencias de comunicación de sus clientes enfocadas a una Fotografía de Arquitectura puramente documental mostrando el edificio, interior o espacio arquitectónico tal como es, reflejando fielmente sus proporciones, formas y elementos y tratando de evidenciar sus funciones y equipamiento.
Se trata de una visión neutral y funcional de los valores inherentes del edificio, una comunicación de información que sirva para la difusión de proyectos de Arquitectura tanto en revistas gráficas como en portales digitales.

El Fotógrafo de Arquitectura se comunica con el profesional  creador del proyecto para entender la idea y filosofía del espacio y reflejarlo lo más fielmente posible a la Fotografía, aunque cierto es reconocer que por mucho que se intente, la percepción de un edificio o un interior nunca será la misma en la Fotografía que la que se percibe cuando se está delante.

La posición, la amplitud del ángulo de visión, el encuadre, la sensación de profundidad, la perspectiva, el ritmo competitivo, la luminosidad y las condiciones atmosféricas serán claves para describir desde el punto de vista fijo de la cámara del Fotógrafo de Arquitectura e Interiores las múltiples dimensiones y volúmenes del espacio arquitectónico y la relación que se establece entre los diferentes elementos que interactúan y lo componen, congelando de esta forma la personalidad única que define cada espacio y su entorno.

Una visión diferente de la puramente documental comienza desde el momento que se requiere la  intervención del Fotógrafo de Arquitectura de Edificios e Interiores; es entonces donde la representación objetiva de los espacios arquitectónicos empieza a perder significado, dando posibilidad a una Fotografía de Arquitectura e Interiores más flexible y comercial, jugando con los espacios para dar sensaciones e  impactos visuales más allá de lo meramente descriptivo.

El Fotógrafo de Arquitectura o Interiores aplica sus conocimientos y técnicas de iluminación y composición  pudiendo exagerar perspectivas, omitir o enfatizar elementos, simplificarlos o distorsionarlos, buscar las mejores  condiciones de luz y estudiar arriesgados ángulos de toma, puntos de vista y perspectivas.

Es una Fotografía de Arquitectura con exigencias e intenciones comerciales que buscan en el resultado final de la imagen una productividad y rendimiento efectivo de los distintos negocios que anidan en los espacios arquitectónicos.

El cliente en esta intención comunicativa reclama del Fotógrafo una imagen que consiga llamar la atención del espectador recreando una atmósfera particular ya sea en un hotel, un restaurante, una casa, un museo o cualquier otro espacio arquitectónico a través de estudiados encuadres, punto de vistas, gestión de la luz y condiciones atmosféricas que consigan incentivar al espectador y provocarle la visita al lugar cubriendo así las necesidades comerciales y de negocio del cliente.

El fotógrafo de arquitectura por tanto está obligado a dar soluciones interpretativas para satisfacer las necesidades de comunicación y difusión que las imágenes deben provocar de una manera efectiva, manipulando psicológicamente al consumidor final y direccionándolo en la toma de decisiones.

El Fotógrafo de Arquitectura e Interiores también es capaz de hacer interesante lo que normalmente es ignorado, pasa desapercibido o no se le pone la debida atención. La decisión de ir a un lugar se hace a través de la imagen.

Se cuentan por cientos las publicaciones de libros y revistas,  tanto gráficas como digitales, especializadas en Arquitectura, Interiores, decoración y estilos de vida para las cuales es necesario el trabajo de un Fotógrafo profesional de Arquitectura e Interiores que les sirva de un contenido visual con una fuerza comunicativa efectiva.

Mención especial tiene últimamente el incremento en la demanda de Fotografía Profesional de Interiores para cubrir tiendas y espacios comerciales.

Hoy en día estos espacios exceden sobremanera su función de lugares meramente destinados a la venta de productos y se ha apostado por un diseño de los interiores profesional, recreando espacios agradables, confortables y funcionales que provoquen interacción y contacto entre el producto y el consumidor.

Es una estrategia de marketing en la que la Fotografía de Interiores es reclamada para reflejar en imágenes  de una manera efectiva ese ambiente particular del establecimiento y lo dote de vida, logrando estimular la  autoestima del consumidor, incendiando el consumo y por tanto incrementando las ventas.

En Fotografía de Arquitectura e Interiores la  postproducción digital de las imágenes requiere una dedicación importante y del conocimiento y buena aplicación de las técnicas en la optimización de las imágenes, dependerá el grado de atención e incitación del espectador.

“No solo vivimos en nuestros entornos sino también con ellos y capturar ese diálogo entre el hombre y la materia, la tecnología y la naturaleza y hacerla vibrante en un segundo es el cometido del Fotógrafo de Arquitectura e Interiores.

Equipo que debes usar para retratar la arquitectura de interiores

Cámara y cargador

Hay ocasiones en las que se llevan dos cámaras, por si acaso. Asimismo es fundamental llevar las baterías cargadas.

Objetivos

  • Súper gran angular, que puede ser de 14-24mm para dar la impresión de que el espacio es más grande.
  • Gran angular 24mm, que permite enfocar manteniendo la perspectiva recta.
  • Focales mayores (opcionales), entre 50mm o 85 mm.

Trípode

Con rótula, preferentemente.

Flash

Un reflector de luz es ideal si no cuentas con un asistente.

Consejos durante la sesión de fotografía de interiores y de arquitectura

  • Colócate frente a la escena
  • Altura adecuada (sobre el 1,5 m)
  • Uso de la luz natural.

¿Cómo se consigue que se vean bien las sombras y las luces en una fotografía de interiores?

Exponiendo para las luces altas y aclarando las zonas de sombra para reducir la diferencia entre éstas y las luces. Para ello se utilizan flashes de estudio, normalmente rebotados en el techo, para conseguir difuminar la luz emitida de forma que rellene y aclare las sombras (por eso se suele hablar de flash de relleno).

Situaciones de iluminación que puedes encontrar al fotografiar interiores

  1. Suficiente luz natural que hace la iluminación artificial no influya.
  2. Hay luz natural pero se requiere iluminación artificial.
  3. No existen puntos de entrada de luz natural.
  4. Ambiente íntimo con luz artificial durante el ocaso con luz exterior tenue.