Fotógrafo gastronómico – Fotografía de alimentación

Fotógrafo gastronómico en Madrid

A diferencia de otras disciplinas de la Fotografía Publicitaria, en la Fotografía de Alimentos o en lo relacionado con la gastronomía, un fotógrafo profesional de comida en Madrid tiene un mayor margen de maniobra en la recreación del objeto a fotografiar. Tanto en su forma, como en la disposición de los elementos que la componen, juego de tonos y texturas, volumen, escenografía, gestión de espacios, etc.

Ver galería de fotos

Mi trabajo como fotógrafo de alimentos

Como buen fotógrafo gastronómico, en mi trabajo me centro en producir fotografías de platos de comida de una manera atractiva que evoque sensaciones en quien las mira. A través de la lente hay que conseguir que el espectador imagine el sabor y el olor del alimento para situarle en el momento justo antes de comerlo.

En el mundo actual en el que vivimos, los clientes y usuarios se basan en lo que ven y lo que le sugieren las imágenes. La gastronomía y la cocina entran, sobre todo, por los ojos.

Una buena fotografía de alimentos ayuda a vender el producto de un restaurante o una tienda online. La fotografía atractiva de un plato de comida atrae a esos clientes potenciales y eso solo lo consigue alguien que se dedica a la fotografía gastronómica.

Mi experiencia en la fotografía de alimentos me permite obtener imágenes para editoriales, publicidad, libros, y un largo etcétera.

A continuación puedes ver algunas de las fotografías de platos de comida que he realizado a lo largo de mi carrera.

¿Qué hace un fotógrafo gastronómico?

No es nada fácil hacer una fotografía de alimentación, por ese motivo es necesario contar con un fotógrafo profesional de comida y gastronómico.

Un  fotógrafo de alimentos  se encarga de crear fotografías que llamen la atención y abran el apetito de quien las observa. Hacer que un plato de comida sea atractivo es una tarea que únicamente un buen fotógrafo culinario es capaz de hacer.

Para ello es necesario adaptar la luz de los alimentos a fotografiar, cuidar la composición y los detalles de cada elemento, además de elegir un buen atrezzo y fondo para conseguir una auténtica fotografía profesional gastronómica. Todo esto debe ir acompañado de unos conocimientos en composición, iluminación, dirección de arte y estilismo culinario.

El estilismo culinario es todo un arte y es vital a la hora de preparar, diseñar y colocar los alimentos que vamos a fotografiar de una forma que consiga que sean los más apetitosos e irresistibles posibles.

Un buen fotógrafo gastronómico tiene que conseguir mostrar, a través de las imágenes de alimentos, la esencia del plato y del restaurante, así como la figura del chef que ha creado esos platos.

La fotografía culinaria también forma parte de la foto grastronómica

Cuando hablamos de fotografía culinaria, hablamos de un arte que está en expansión. Y es que, con la revolución digital, los negocios tradicionales como restaurantes han sufrido una transformación hacia el mundo online.

Página web, Posicionamiento web, Campañas de publicidad, redes sociales…. La presencia es fundamental en Internet, y ahí, la fotografía profesional juega el rol fundamental.

Cuando hablamos de fotografía culinaria, fotografía de alimentos… hacemos referencia al arte fotográfico mediante el cual se llega a transmitir, a través de una fotografía, el diseño de un plato, su textura, color e incluso sabor y olor.

La fotografía de calidad para cada uno de los platos que se oferta en las cartas de un restaurante es el modo de transmitir el valor del mismo en Internet.

Si buscas fotógrafo culinario, gastronómico o de alimentos en Madrid, desde mi estudio ofrezco experiencia y muchísima calidad en resultados. Fotografías que sepan transmitir tanto los valores de la empresa, como los sabores que esconden los diferentes platos.

FOTOGRAFÍA GASTRONÓMICA Y ESTILISMO CULINARIO

Las fotos tienen que brindar sensaciones. Por ello, centro mis trabajos de fotografía de productos y gastronómicos para que el estilo que imprimo a la fotografía gastronómica para anuncios, redes sociales o sitios web tengan algo más que una composición estética… mi objetivo es que inviten a comer.

FOTOGRAFÍA DEL LIFE STYLE EN TU RESTAURANTE

Un cocinero observa su restaurante a su manera con cierto estilo y una cocina muy singular que debe trasladarse al futuro comensal a través de la fotografía gastronómica.

FOTOGRAFÍA DE LA CARTA

Su carta es el ADN de un restaurante. Las historias se transmiten en cada platos, por lo que las imágenes creativas deben comunicar ese estilo de vida que será del comensal una vez se siente en una de tus mesas.

FOTOGRAFÍA DE PRODUCTO, TUS PLATOS

Los productos gastronómicos deben ser una preparación sensible. Siempre hacemos algunas reuniones para la sesión de fotos, imaginamos una idea de que se entrega al cocinero y busca estilo para dar imágenes más intensidad. Los platos que se sirven en primavera no son los mismos que durante el invierno. Hay que pensar en cada detalle

FOTOGRAFÍA DE TUS RECETAS

Sugerimos esta idea. Abra más y más cocinas al público. ¿Qué nos gusta hacer desde adentro y por qué no ver? Descubre cómo sucede allí. Los microvideos son una muy buena herramienta para una audiencia leal.

FOTOGRAFÍAS PARA REDES SOCIALES

¿Cuántas empresas muestran fotos de mala calidad o poco apetecibles? El restaurante tiene que prestar atención a su trabajo, por ello, me ocupo de capturar las fotos gastronómicas más excelsas para tus redes que creen sensaciones positivas y deseadas.

Como fotógrafo gastronómico, soy muy consciente de la importancia de la luz para crear entornos, dotar de una sensibilidad especial a cada plato y contar la historia que hay detrás de este.

Todo esto bien aplicado da un buen resultado…. la fotografía de alimentos profesional

No es para menos, pues la foto gastronómica es una demostración artística, el resultado de la asociación de los dos fabricantes entre el arte del arte: el culinario y el fotográfico. Mientras que el fotógrafo gastronómico se centra en las presentaciones virtuosas y en las sensaciones como un observador de los detalles, el cocinero despierta el más básico de los instintos al tiempo que embriaga y enamora todos los sentidos para crear un producto visual que pueda fascinar el deseo del buen amante de la cocina. No en vano, “Comemos primero con los ojos”.

Fotógrafo gastronómico a tu disposición

Siempre trabajo con hoteles y restaurantes que confían en sus buenos criterios comerciales. En primer lugar examino la presentación más adecuada de cada plato y rincón del restaurante con el objeto de crear un ambiente atractivo, natural y que invite a devorar la carta.

Aunque no todo es el espacio o la carta, también hay que pensar, dentro de la fotografía gastronómica, en los cócteles y hasta en vídeos o recorridos virtuales en 3D para tu restaurante

¿Te atreves a dar un paso más y comprobar los beneficios de contar con el mejor fotógrafo gastronómico profesional de Madrid y de Barcelona?

Contáctame

Galería